Calle 30, L. 3, P. del Este, UY | 1170 N Federal Hwy, FTL, FL, US
(+598) 4244 6981 | (+1) 888-999-1872

¿Qué es el Branded Content y por qué incluirlo en nuestra estrategia de contenidos?

Hoy en día los usuarios de redes sociales, y de internet en general, estamos saturados de información y anuncios, muchos incluso utilizamos Ad Blockers con el objetivo de no ser bombardeados continuamente por contenidos que no son de nuestro interés. Es por eso que las marcas debemos buscar formas no intrusivas y creativas de poder conectar con nuestros posibles clientes. Para esto, el Branded Content es una herramienta fundamental.

El Branded Content consiste en crear contenidos que verdaderamente conecten con los consumidores, que transmitan valores, emociones, y elementos, quizás menos tangibles, pero que con un buen storytelling pueden ser capaces de generar esa conexión (es fundamental incluir este tipo de contenido en una estrategia de Inbound Marketing).

Para aplicar este concepto de forma exitosa en una campaña, hay que tener claro que se deben integrar de forma equitativa el contenido de marca (brand) que quiere dar a conocer, vender; y el contenido (content) propiamente dicho, cuyo objetivo es expresar, contar, atraer. Ambos conceptos deben potenciarse, cuanto más equilibrada sea esta relación, mejores serán los resultados.

El Branded Content existe desde hace muchos años, pero con los medios digitales cobró mayor relevancia, ya que es una técnica ideal para la dinámica de las redes sociales. Un claro ejemplo de Branded Content “analógico” es el caso de Popeye, que durante los años treinta surgió por necesidad de la Cámara de Productores de Espinacas de EEUU para fomentar el consumo de espinaca en los niños, y para lograrlo crearon una tira cómica del famoso marinero que se hacía fuerte al comer espinaca.

Otro ejemplo, más contemporáneo y que fue un suceso casi mundial, es el del salto de Félix Baumgartner’s, patrocinado por Red Bull.

Un último ejemplo de Branded Content contemporáneo, divertido y efectivo es el de Dumb Ways to Die. Esta campaña fue creada por Metro Trains, agencia responsable del transporte ferroviario de la ciudad de Melbourne, con el objetivo de reducir los accidentes de metro y tren. El mensaje de la campaña está contando a través de un clip genial, que es divertido, pegadizo y fue compartido millones de veces, quedando presente en la mente de cada persona que lo veía. Luego a partir de la campaña crearon videojuegos, merchandising y un montón de contenidos  más en sus canales digitales.

Para poder ahondar más en la definición de Branded Content, haremos una lista de sus principales características:

  • Su objetivo es generar notoriedad y afinidad de marca, más que vender concretamente un producto o servicio.
  • Busca generar valor para el consumidor. Normalmente la publicidad es el “precio a pagar” por ver contenidos que nos molestan. Por el contrario, el Branded Content es un contenido de interés para los usuarios.
  • Apela a la emoción. Busca encontrar un vínculo emocional con los consumidores, más que argumentos racionales.
  • Utiliza principalmente el recurso del storytelling. En esencia, este tipo de contenido busca contar una historia que sea entretenida para el consumidor pero a su vez beneficiosa para la marca.

El Branded Content al ser un concepto tan amplio puede adaptarse a contenidos en distintos formatos como videos, podcasts, videojuegos, formatos interactivos, acciones en vía pública, etc.

En el blog de Think with Google encontramos un estudio sobre la influencia del Branded Content en latinoamérica, donde se puede observar la efectividad de estos contenidos vs los anuncios tradicionales.

 

En definitiva, con este tipo de contenido las marcas tienen una oportunidad única de acercarse a sus consumidores de una forma menos intrusiva.

¡Sin dudas hay que aplicarlo a nuestra estrategia de marketing digital!

 

Related Posts